Killer Queen

The sun in your eyes Made some of the lies worth believing

4 notas

Sí, mi laúd tenía defectos, pero ¿qué importa eso cuando se trata de asuntos del corazón? Amamos lo que amamos. La razón no entra en juego. En muchos aspectos, el amor más insensato es el amor más verdadero. Cualquiera puede amar algo por algún motivo. Eso es tan fácil como meterse un penique en el bolsillo. Pero amar algo a pesar de algo es otra cosa. Conocer los defectos y amarlos también. eso es inusual, puro y perfecto.

Kvothe, hijo de Arliden.

El temor de un hombre sabio. Crónica del asesino de reyes: Segundo Día. Patrick Rothfuss.

Archivado en Kvothe El temor de un hombre sabio Patrick Rothfuss El nombre del viento

46 notas

Las mariposas
son para dejarlas
volar alto- libres
dejar que muestren
al mundo sus colores.
-
Eso antes
que no se aguanten
más - y las termines
vomitando
Francisco J Quintana- Versos al aire (via extasisfilosofico)

1 132 notas

Hay amores a los que se llega tan tarde, que no pasan por la fase del cortejo, que se saltan lo bonito de esperar y saber que valió la pena al besar por primera vez. Son amores que siempre se quedan incompletos, que te dejan un hueco por apresurarlo todo y se roban tus ganas de querer…
 Entre letras y cafeína (via entreletrasycafeina)

36 433 notas

indignacioncreativa:

Es lo le he tratado de explicar a la sociedad por casi medio año.
A las mujeres nos tienen atrapadas en una jaula decorada de ignorancia con la creencia errónea de que la “virginidad” es aquello que define el valor, la belleza, respeto e inteligencia de una mujer.
Que si eres “virgen” eres un tesoro puro en “peligro de extinción” con un valor hasta el cielo.
Que si no eres “virgen” eres puta, sucia, o corriente.
En esta sociedad la “virginidad” se ha tratado como un órgano con el que la mujer ya nace, un tesoro dentro de nuestros cuerpos, el cual si pierdes te chingaste, como la línea que determina el valor de una mujer.
Yo digo que ya basta, que estoy harta.Que mujeres somos hermosas e inteligentes y dignas de respetar por los libros que leemos, las pinturas que admiramos, las luchas que vencemos, los obstáculos que brincamos, y por ser simplemente, mujeres.
La “virginidad” no es parte de una mujer , no es otorgada de nacimiento, es un concepto construido por la sociedad de mierda, por la iglesia, por la cultura, en el que caemos desde pequeñas mientras que esperamos ser princesas puras de blanco tocadas solo por el espíritu santo.

indignacioncreativa:

Es lo le he tratado de explicar a la sociedad por casi medio año.

A las mujeres nos tienen atrapadas en una jaula decorada de ignorancia con la creencia errónea de que la “virginidad” es aquello que define el valor, la belleza, respeto e inteligencia de una mujer.

Que si eres “virgen” eres un tesoro puro en “peligro de extinción” con un valor hasta el cielo.

Que si no eres “virgen” eres puta, sucia, o corriente.

En esta sociedad la “virginidad” se ha tratado como un órgano con el que la mujer ya nace, un tesoro dentro de nuestros cuerpos, el cual si pierdes te chingaste, como la línea que determina el valor de una mujer.

Yo digo que ya basta, que estoy harta.
Que mujeres somos hermosas e inteligentes y dignas de respetar por los libros que leemos, las pinturas que admiramos, las luchas que vencemos, los obstáculos que brincamos, y por ser simplemente, mujeres.

La “virginidad” no es parte de una mujer , no es otorgada de nacimiento, es un concepto construido por la sociedad de mierda, por la iglesia, por la cultura, en el que caemos desde pequeñas mientras que esperamos ser princesas puras de blanco tocadas solo por el espíritu santo.

(vía entreletrasycafeina)